Aves y plumas

Telford, Reino Unido –  Entre mis eventos favoritos para cubrir, están aquellos que quedan fuera de la agenda de noticias, como el campeonato nacional de aves de corral. Puede sonar descabellado, pero en lugares como este he encontrado algunos de los momentos más gratificantes de la profesión.

An Appenzeller Spitzhauben Bantam Silver Spangled. (AFP / Oli Scarff)
A Derbyshire Redcap. (AFP / Oli Scarff)

 

Se trata de una exhibición de pollos. Antes pensaba que estas aves eran básicamente todas iguales, como las que terminan en tu mesa para cenar. Pero estaba equivocado porque estas aves tienen una gran variedad de razas, formas y colores, y sus dueños misteriosamente se les parecen. Fui por tercera ocasión a cubrir este evento y la verdad es que no me canso de hacerlo.

 

La exhibición se realiza durante un fin de semana en dos hangares gigantes de un centro convenciones, donde se ven filas y filas de pollos enjaulados, agrupados por raza. Los jueces seleccionan a los mejores, pasan a la siguiente ronda y al final queda un solo ganador.

(AFP / Oli Scarff)

Lo primero que te impresiona es la cacofonía. Cualquiera que ha visto un pollo en una granja sabe que a menudo cararean, cloquean o comen alpiste. Imaginen el alboroto que genera escuchar a cientos de pollos haciendo eso en sus jaulas. Te golpea como una ráfaga de aire en el desierto. Eventualmente te acostumbras al ruido.

Lo segundo más impactante es -si es tu primera vez- la variedad de aves. Hay algunas de medio metro de alto y otras pequeñas que caben en la palma de una mano. Pollos adornados de plumas y otros casi calvos, unos con ojos enojados y otros casi sin ojos a la vista.

A New Hampshire Red Cockerel. (AFP / Oli Scarff)
A Faverolles Bantam Salmon Pullet. (AFP / Oli Scarff)

 

En ediciones anteriores, hice retratos de las aves y sus dueños y las imágenes resultaron bien. Pero este año, mi editor y yo decidimos hacer algo diferente y concentrarnos en los detalles. Fue una buena idea porque me obligó a ir con una mirada diferente, era otro modo de trabajar, no estaba simplemente viendo a las aves, estaba realmente buscando los detalles.

 

El resultado es muy interesante, en algunas fotografías no imaginarías que se traten de gallos. Estoy seguro que mucha gente se sorprendió como yo de su apariencia. Por ejemplo, es increíble el plumaje de los gallos blancos, es como un pelaje. Cuando sus dueños los sostienen  con la mano es como si sostuvieran un gato que necesita ser peinado. Y la raza Modern Game, sin embargo, es un ave cuyo cuerpo es puro piernas y cuello.

A Poland Bantam Chamois female. (AFP / Oli Scarff)
Un gallo blanco Silkie Bantam (AFP / Oli Scarff)

 

También sorprende ver a los dueños. El dicho de que las mascotas se parecen a sus dueños, también se aplica al mundo de las aves. Cuando vas al área donde está la raza Silkie, ves a mujeres muy bien arregladas.  Supongo que la personalidad de la gente a menudo se ve reflejada en sus aves, puedes ver cómo compaginan.

 

El ambiente es muy agradable, la gente está contenta de captar la atención de la prensa, así que son muy accesibles. Puedes pedir a cualquiera que te muestre su mascota y lo hacen contentos .  Ahí es cuando sientes satisfacción por tu trabajo.

(AFP / Oli Scarff)

La primera vez que fotografié este evento, varios años atrás, retraté a una amable pareja, ambos de Yorkshire. La mujer tenía un suéter verde tejido, con la imagen de un gallo blanco en el pecho, y el hombre usaba un chaleco del mismo color, pero sostenía en sus manos a un pollo blanco.

Así que resultó una buena fotografía de ambos. Como suelo hacer, les pregunté su correo electrónico para enviarles la fotografía, pero no tenían. Unos días después el diario The Guardian publicó una serie de mis fotografías  y ellos aparecían en un lugar privilegiado.

(Getty Images / AFP / Oli Scarff)

Al año siguiente, un colega fue a cubrir el concurso y la misma pareja estaba ahí. Tenían enmarcada la fotografía que salió en el periódico y le pidieron a mi colega que me lo agradeciera. Aparentemente la imagen publicada causó un importante impacto en sus vidas y sus familiares los llamaron para felicitarlos.

A Dorking Silver Grey cock. (AFP / Oli Scarff)

La siguiente vez que acudí al concurso, ahí estaban de nuevo y tuvimos una agradable charla. Estaban muy agradecidos y hablaron con cariño de la reacción que había provocado la fotografía entre sus amigos y vecinos.

Fue una linda historia y me dio mucha satisfacción. No estoy solo produciendo imágenes, cada tanto, la gente realmente aprecia lo que haces. Tomas fotos y tocas la vida de alguien.

 

Oli Scarff